Ficha-Ester-Gallardo-Blog

 

 

web-hosting-dominio

Ahora que ya hemos visto qué contenidos y secciones necesita tener la página web de vuestras empresas y lo habéis preparado, es el momento de buscar una plataforma, hosting y dominio dónde darle visibilidad y forma. Yo recomiendo no precipitarse a la hora de tomar la decisión, asesorarse bien, estudiar las diferentes alternativas que hay en el mercado y ver cuál es la más favorable para vuestra empresa a nivel de servicios y de inversión en los mismos.

Por ello, en este artículo, vamos a conocer algunos conceptos que os ayudarán en la elección de una buena plataforma, dominio y hosting que promocione vuestra empresa y que no se convierta en un problema más del día a día.

Plataforma

Hay varias plataformas, gratuitas, de pago y con sus diferentes posibilidades y limitaciones. Lo que aconsejo es que sea una plataforma con un panel de fácil manejo, de código abierto, que no esté limitada en cuanto a posibilidades y que se vaya adaptando a las necesidades que os puedan ir surgiendo con el paso del tiempo.

Una web se desarrolla para un periodo medio/largo de tiempo, pero vuestras necesidades o funcionalidades pueden surgir en un periodo corto de tiempo y necesitaréis implementarlas en la página web. Si no habéis pensado en esto antes de elegir la plataforma, puede que os encontréis con el problema de que no se pueda implementar y que todo el esfuerzo hecho hasta ahora en la web se vea tambaleado. Decepción, desmotivación y no saber qué hacer en ese momento.

Otra situación que os podéis encontrar es que el coste de las nuevas funcionalidades sea muy elevado, o que por el contrario se pueda implementar con facilidad.

Estoy hablando de casos como:

  • Añadir un idioma a nuestra página web
  • Añadir sistemas de pago
  • Desarrollar una estrategia SEO para el posicionamiento de vuestra web
  • Formularios o llamadas a la acción en determinadas secciones de la web
  • Insertar el timeline de vuestras redes sociales para darles más visibilidad e ir ganando comunidad
  • Añadir un chat
  • Posibilidad de descargarse contenidos o de realizar un curso en la propia página web
  • Tener herramientas para la generación de contenido o de difusión de los mismos (botones de compartir, de tuitear un texto definido, artículos sugeridos …)
  • Insertar una galería de fotos, un pdf con la posibilidad de que sea descargable o un mapa de la ubicación de nuestra empresa
  • Tener un sistema de reservas

Por supuesto, entre otros, que se adapte todo el contenido a los diferentes dispositivos (ordenador, portátil, tablet, móvil).

También es muy importante que desarrolléis una página web que vaya acorde con vuestra imagen o con la imagen que queréis transmitir, que se note vuestra esencia, vuestro carácter, autenticidad y estilo. Podría poner el ejemplo de una web limpia, bien estructurada.


10-dabril

O por el contrario, de una web desarrollada en una plataforma gratuita donde tenemos que soportar la publicidad (que distrae) , tiempo de carga excesivo y con sus limitaciones evidentes (en cuanto a estructura, diseño y funcionalidades, entre otros). Podéis imaginaros la experiencia de usuario.

Éste podía ser el caso de Wix o Jimdo con sus servicios de páginas web gratuitas.

Con este tipo de plataformas os encontrareis con la peculiaridad de que aunque el contenido que subáis a la misma sea vuestro, no tenéis el control sobre el mismo, y si un día esa plataforma cierra podéis perder todo el contenido de vuestra página web, o si esa plataforma sufre una incidencia o caída, y parte de vuestro contenido no está, tenéis que conformaros con dicha pérdida.

Si que puede ser que alguna plataforma ofrezca realizar copias de seguridad, lo que sería muy positivo para solucionar posibles incidencias, pero en cambio si cierra o decides cambiar de plataforma o proveedor, como es un código cerrado, esa copia de seguridad de vuestra web no la podréis importar en otra plataforma.
wix

Otras opciones conocidas son las de empresas como 1&1, Strato, Arsys o Mi web donde por una pequeña cuota dan un servicio más profesional y funcional para desarrollar la página web. En estos casos, aparte de que existen ciertas limitaciones, hay que tener en cuenta el servicio técnico que nos ofrecen para resolver dudas, o posibles incidencias en la web, como de la misma.

Si lo que queréis es apostar por una imagen más profesional, que os permita ir evolucionando junto a vuestra empresa, mi consejo y el de muchos profesionales es apostar como ya lo están haciendo muchas empresas, por el desarrollo de una página web en gestores de contenido (CMS).

Hay varios, pero entre ellos el más conocido es WordPress por, entre otras cosas, la gran comunidad que tiene detrás, su código abierto y la gran posibilidad de funciones que ofrece.

Con esta opción, sí que tenéis la posibilidad de realizar copias de seguridad e importarlas nosotros o un profresional.

Otra opción, es desarrollar una página web a medida, cuyos costes serán mucho más elevados que la opción que he dado anteriormente, o trabajar con una plataforma que ha desarrollado una empresa, dónde podéis ahorrar costes, pero os tendréis que asegurar que podáis ir implementando las necesidades que puedan surgir. Pensad que será un código interno que controlen y manejen únicamente ellos y que serán ellos quienes tengan que desarrollar una nueva parte, lo que puede hacer encarecer mucho el coste de esas nuevas funcionalidades para la página web.

Hosting

El hosting es un servicio que se ocupa de proporcionar un espacio de servidor donde se alojará la web y todo su contenido, para que se pueda acceder a ellos vía internet.

Este servicio os lo ofrecen diferentes proveedores bajo una cuota mensual o anual y su precio puede ser muy variable de una empresa a otra. En el mercado encontraréis muchísimas opciones en cuanto a empresas y servicios que puedan ofrecer el servicio de hosting únicamente, o hosting y dominio, o hosting, dominio y plataforma.

Hay que fijarse en las tarifas y ofertas (para que no os cobren poco al inicio y luego la cuota para el resto del año se quede algo elevada con respecto a otras empresa que ofrecen el mismo servicio). Entender los conceptos que se incluyen en la tarifa o delegar esta tarea en un profesional que os pueda asesorar correctamente y recomendar una empresa de hosting acorde a vuestras necesidades os puede ahorrar sorpresas a posteriori.

Según el contenido que vais a tener en la página web, necesitaréis contratar unos servicios de hosting con unas características u otras.

Por ejemplo, no todas vais a poner la misma cantidad de imágenes, al igual que todo el mundo no necesita un coche familiar si no tiene familia o nunca viaja.

Yo lo que más valoro y en lo que más me fijo, aparte de en la capacidad que vamos a necesitar, es en la rapidez que me ofrece ese hosting, puesto que afectará al tiempo de carga de la página web y por tanto a la experiencia de usuario, y sobre todo, al servicio técnico que me ofrecen.

Es decir, que si hay una incidencia, una caída en la página web o tienda online, que podamos hablar casi de inmediato con una persona con conocimientos plenos en la materia y que conjuntamente podamos solucionar la incidencia lo antes posible. Y tened en cuenta el tema del idioma. Si sólo hablamos español y el soporte técnico de nuestro hosting es en inglés, difícil lo tendremos para aclararnos.

Tampoco estaría de más saber si en ese servidor donde pretendéis alojar vuestra página web podéis tener determinadas funcionalidades, como poder trabajar con una URL temporal o hacer traspaso desde otros hosting, bases de datos adicionales, copias de seguridad, certificados SSL, protección antiataques…

Importante también saber si ese hosting dispone de varias cuentas de correo electrónico por si surge la necesidad inicial o trascurrido el tiempo de utilizar varios emails con el propio dominio dentro de vuestra empresa. Estos, luego y previa configuración, se pueden leer en una herramienta externa como Gmail, Outlook…

En un artículo de mi blog, vimos cómo realizar la configuración para trabajar con Gmail.

Dominio

El dominio es el nombre que identifica a vuestra web, seguido del tipo de organización (.com, .es, .net, .org…).

Si es un nuevo proyecto, no estaría mal que miréis si está el dominio disponible. Si es el caso, se puede contratar únicamente este servicio con el fin de tenerlo para su uso en un futuro y que no le de uso otra persona que lo contrate antes que nosotros.

El precio no es nada caro, de hecho es una cantidad anual insignificante y os puede ahorrar muchos dolores de cabeza.

Yo recomiendo contratar un .com y .es, luego hacer una redirección del uno al otro para mejorar la experiencia de usuario y que si el usuario no está seguro en cuál de los dos está apuntando la página web de vuestra empresa, se cargue esta sin problemas ya ponga .com o .es. Por tanto, un mismo proyecto puede tener varios tipos de organización.

nombre-dominio

Otro detalle que os encontraréis en las plataformas que ofrecen realizar una web gratis es que el nombre del dominio no tiene nada que ver con el de vuestra empresa o marca. Por tanto, no estaréis trabajando nada vuestra marca o no con la misma sutileza o profesionalidad que otras empresas de vuestro sector. Como bien veis, no es lo mismo el nombre de la marca+.com, que el nombre de la marca+wix+.com.

Espero que os haya ayudado, cualquier consulta estaré encantada de responderla en los comentarios.

¡Feliz martes, Reinventhadas!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar