No me considero una gran creadora de historias, pero me encantan los cuentos, desde pequeña me han fascinado y ahora, de adulta, si que puedo decir que soy una gran cuentacuentos (por lo menos eso cree mi hija).

Sea como sea, me encantan las historias. Todo aquello que me provoca un sentimiento de cualquier tipo, me fascina. Y es por eso que hoy, me he decidido a hablaros del Storytelling.

¿Habéis escuchado hablar de esta técnica? Desde época remotas, las personas hemos utilizado las historias para transmitir de generación en generación las vivencias, para narrar experiencias, para enseñar… Cualquier cosa que te expliquen a través de una narración tiene muchas más probabilidades de generar una conexión emocional con la persona que la está recibiendo.

De eso trata el Storytelling, del arte de contar historias. Pero….¿para qué quiero yo contar una historia?

Si tienes un proyecto, un negocio, un producto o un servicio….necesitas darlo a conocer pero, sobre todo, necesitas conectar con tu audiencia. No hay mejor recurso y herramienta para conectar con tu público que lograr conectar emocionalmente con él. Y ¿cómo puedo lograrlo? Cuenta una HISTORIA. Utiliza esta herramienta de marketing para generar emociones y transmitir de una manera mucho más cálida y cercana lo que deseas.

¿Cuáles son las ventajas de usar esta técnica dentro de nuestra estrategia de marketing? Son muchas, pero aquí vamos a tratar algunas de las más importantes y que debéis tener en cuenta a la hora de plantearos crear vuestra historia.

  • Fidelizan al cliente: estamos creando una historia emocional, más que comercial (trataremos temas universales que interesan a todo ser humano: amor, odio, solidaridad, amistad…) con lo que estamos empatizando con nuestro público y creando engagement. El público se siente identificado porque puede verse reflejado.
  • Ayudan a captar y mantener la atención.
  • Fomentan la comprensión y el recuerdo: las historias por sí mismas tienen una estructura – planteamiento, nudo y desenlace- que para el cerebro humano son muy fácilmente entendibles y recordables.
  • Mueven a la acción. Emocionan: ya lo hemos comentado anteriormente, no hay nada más efectivo que emocionar para obtener una respuesta.

Las grandes compañías lo tienen más fácil. Un gran equipo de creatividad detrás que exprimen sus cabezas para crear historias que no nos dejan indiferentes y sin duda, permanecen en nuestra memoria. No hablan de la marca en sí misma, a veces hasta el final no sabemos ni de qué compañía se trat, pero calan hondo en nuestra memoria.

Todas recordamos el anuncio “Deliciosa Calma” de Pavofrío en tono de humor y con el que consiguieron que nos sintiéramos muy identificadas.

O este de IKEA dentro de su campaña #LaOtraNavidad, más emotivo y apelando al tiempo de calidad que necesitan nuestros hijos e hijas (a mi me tiene enamorada).

Otro ejemplo muy creativo es este anuncio de Apple 

Grandes historias de grandes marcas que conectan con el público utilizando la técnica del storytelling de una manera muy eficaz.

Pero, ¿qué pasa contigo? ¿Tú, que eres una pequeña empresa o una emprendedora que no tiene ese equipazo detrás para crear una gran historia? Lo primero que debes hacer es creer que sí puedes. ¿Por qué? pues porque todas las personas somos únicas, todo proyecto, marca, negocio por muy pequeño que sea es diferente, todas tenemos una historia detrás…simplemente debemos aprender a contarla. Ese será nuestro punto diferenciador. Nuestra manera de conectar con la audiencia.

¿Y cómo podemos hacerlo?

  • Cuenta qué es lo que te inspiró o inspira a perseguir tu sueño
  • Cuenta quienes estáis detrás, entre bambalinas… y cual es vuestro día a día
  • Cuenta cómo surgió la idea
  • Cuenta cómo superaste los obstáculos
  • Cuenta cómo encontraste en el camino algo o a alguien que te ayudó

Tienes un sinfín de historias que contar. ¿Y dónde puedes contarlas?

  • En las Redes Sociales
  • En el Quienes Somos de tu web
  • A través de vídeos en youtube
  • En una reunión o un networking
  • Cuando te presentes a un posible nuevo/a cliente/a
  • En los paquetes o envoltorios de tus productos
  • En tu tarjeta de visita
  • En un poster o cartel
  • En la pared de tu despacho….

Estrújate la cabeza, en esos somos expertas ¿verdad? Y para que veáis algún ejemplo del uso del Storytelling de pequeñas marcas, a continuación os dejo una que me gusta mucho.

Espero que lo pongáis en práctica o si ya lo habéis hecho, compartáis vuestro storytelling con nosotras. Nos encantará conoceros un poquito más.

¡Feliz día, Reinventhadas!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies